Régimen jurídico instaurado para regular las relaciones jurídicas que se dan entre los distintos copropietarios de un inmueble vertical en el que cada propietario dispone en exclusiva de un derecho de propiedad sobre los elementos arquitectónicos situados en el interior de su parte, y de un derecho de copropiedad sobre el conjunto de elementos comunes que componen el inmueble.