Valor de un inmueble al término de un determinado periodo de estado de uso, explotación o al final de su vida útil.