Publicado el 22-06-2012

En los tiempos de crisis que vivimos, el sector del turismo de cruceros está creciendo en Galicia. La Comunidad tiene dos grandes puertos en el circuito de cruceros: Vigo y A Coruña. En ambos casos se esperan más de 100 atraques en 2012.

Esta situación tiene especial relevancia en la dinámica, tanto urbana como turística y comercial de las ciudades. La caracaterística de ciudades portuarias ya es decisiva en su configuración urbanística, pero el hecho de ser también punto de confluencia de trasatlánticos propicia que el puerto se convierta en un barrio más de la ciudad, con la particularidad de ser variable en su arquitectura y población. Los buques trasatlánticos aparecen como inmensos edificios que se desplazan por el mar, y sus ocupantes, turistas de múltiples procedencias que masivamente se integran entre los habitantes, le dan a la ciudad un aire cosmopolita y pintoresco.

Una consecuencia de este proceso es que se generan ejes comerciales y las zonas residenciales del entorno adquieren nuevos valores.

Atrás quedan los tiempos en los que estos puertos eran el escenario de tristes despedidas de los muchos gallegos que dejaban aquí a su familia y emigraban a América, en busca de un trabajo que les permitiese conseguir un mejor "presente y futuro" para sus familias. Hoy en día la llegada del turismo de cruceros supone una fuente de ingresos para el comercio local y las ciudades cercanas. Este es el caso de Santiago de Compostela, uno de los destinos más visitados de Galicia. Durante todo el año los puertos se llenan de autobuses que trasladan a turistas de todo el mundo que desean visitar la catedral, meta de una de las peregrinaciones más importantes actualmente.



Escrito por el equipo de ST Sociedad de Tasación