Te
Llamamos
Suscríbete a
la Newsletter

SOCIEDAD DE TASACION
Publicado el

A los arquitectos siempre nos ha preocupado y ocupado la arquitectura popular. Esa arquitectura que surge de la experiencia del hombre en su lucha continua con la materia y el medio. Cada medio natural tiene sus propias exigencias y, también requiere de materiales y elementos muy distintos con los que el hombre tiene que intentar conseguir la solución arquitectónica más adecuada a las necesidades que impone la naturaleza.

Recordemos los maravillosos libros de Carlos Flores y Luis Feduchi en los que hacen un recorrido por toda la arquitectura popular española.

Actualmente ya casi nadie pone en duda la importancia de este tipo de construcción como parte de nuestro pasado histórico, pero hubo un tiempo en el que se menospreciaba lo rural frente a las aglomeraciones urbanas e industriales. Todos hemos observado como en nuestros pueblos, viviendas de más de doscientos años de antigüedad eran demolidas para dar paso a nuevos edificios sin ningún tipo de interés arquitectónico, muy alejados de su aspecto original. Materiales como la madera y la piedra se han sustituido por ladrillo, aluminio, barandillas prefabricadas, paramentos cerámicos y enfoscados totalmente inapropiados.

Este problema tuvo su origen en un desconocimiento en la valoración del patrimonio de arquitectura popular que aún se conserva, de sus materiales y formas constructivas. Hay que potenciar esta valoración. Todos somos capaces de respetar y admirar construcciones religiosas, castillos y palacios. Entendemos que forman parte de nuestra historia y nos duele cuando no se rehabilitan correctamente o se abandonan por falta de presupuesto.

Hay que ser conscientes de que no es fácil el mantenimiento de estas edificaciones. Debido al éxodo rural, muchas de ellas han caído en desuso. su rehabilitación debe adaptarse a las comodidades actuales, a no ser que se mantengan como objetos de estudio, investigación o aprendizaje. Deberíamos buscar soluciones o lo que queda de este rico patrimonio construido se transformará en irreconocible. En primer lugar, habría que plantear la necesidad de unas nuevas políticas de defensa de la arquitectura popular que busquen una racional reconducción de las actuales. Y en segundo lugar, habría que ayudar a la población actual de los núcleos rurales a reflexionar sobre el valor histórico de las edificaciones que, hace solo un par de generaciones construyeron nuestros antepasados.

Escrito por el equipo de ST Sociedad de Tasación
Deja tus datos y te llamamos
Nº de factura, encargo o referencia de tasacion.
Los campos señalados con "*" son obligatorios.

Los datos de carácter identificativo por Ud. Facilitados en esta página serán tratados bajo responsabilidad de Sociedad de Tasación S.A, (con domicilio social sito en Madrid, C/ Príncipe de Vergara nº 43, CP 28001) con la finalidad de tramitar su solicitud. Podrá ejercer, en todo momento, sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación de tratamiento y portabilidad, mediante escrito enviado al domicilio de Sociedad de Tasación S.A o mediante correo electrónico enviado a [email protected].es No será objeto de decisiones basadas en tratamientos exclusivamente automatizados de sus datos, pudiendo presentar una reclamación ante una Autoridad de control si estimase vulnerados sus derechos. Para más información, rogamos consulte nuestra Política de Privacidad.

X

Muchas gracias por ponerte en contacto con ST Sociedad de Tasación

En breve una persona de ST Sociedad de Tasación se pondrá en contacto contigo.

Aceptar