Te
Llamamos
Suscríbete a
la Newsletter

SOCIEDAD DE TASACION
Publicado el

consumo de cemento

  Hoy en día, el cemento parece sostenerlo todo, pero obviamente ni es, ni ha sido siempre así. Por ejemplo, muchas de las estructuras actuales son metálicas, incluso el hormigón, en sus usos estructurales, aparece armado, es decir, con un profuso uso del metal en sus entrañas. Por otro lado, el cemento ha sido un desconocido durante buena parte de la presencia de la humanidad en este planeta.

De todas maneras, su uso puede remontarse a unas decenas de siglos atrás. Fueron los griegos quienes empezaron a usar las rocas volcánicas de la isla de Santorini para sus primeros conglomerados cementeros. Posteriormente fue usado con frecuencia por los romanos en todo el territorio que llegaron a controlar. Grandes construcciones como anfiteatros, circos y diferentes obras públicas son claros ejemplos y evidencias que ponen de relieve su perdurabilidad.

A pesar de esa larga historia, el cemento Portland, que es el que se usa en la actualidad, no llega a contar con dos siglos de vida. Este material vio la luz en 1824 de la mano de Joseph Aspdin en Inglaterra. Su denominación deriva de la semejanza con determinadas rocas en la isla de Portland. Nada que ver, pues, con la población homónima en EEUU.

Sus principales ventajas derivan de su elevada resistencia a la compresión, su endurecimiento relativamente rápido, su resistencia al paso del tiempo y de que sus principales materias primas (silicatos y aluminatos) son relativamente abundantes en forma de rocas calcáreas y arcillas.

El producto se obtiene mediante la cocción de los ingredientes en hornos de gran tamaño, que elevan a gran temperatura sus componentes en un proceso denominado “clinkerización”. Esta fabricación industrial produce numerosas reacciones químicas ampliamente estudiadas. Su característico color gris, por ejemplo, deriva de los silicatos de hierro que intervienen en su composición.

El consumo de cemento es tan generalizado e importante que, en ocasiones, se usa como un indicador clave del nivel económico de una zona vinculándolo a la construcción.

 



Escrito por el equipo de ST Sociedad de Tasación
Deja tus datos y te llamamos
Nº de factura, encargo o referencia de tasacion.
Los campos señalados con "*" son obligatorios.

Los datos de carácter identificativo por Ud. Facilitados en esta página serán tratados bajo responsabilidad de Sociedad de Tasación S.A, (con domicilio social sito en Madrid, C/ Príncipe de Vergara nº 43, CP 28001) con la finalidad de tramitar su solicitud. Podrá ejercer, en todo momento, sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación de tratamiento y portabilidad, mediante escrito enviado al domicilio de Sociedad de Tasación S.A o mediante correo electrónico enviado a [email protected].es No será objeto de decisiones basadas en tratamientos exclusivamente automatizados de sus datos, pudiendo presentar una reclamación ante una Autoridad de control si estimase vulnerados sus derechos. Para más información, rogamos consulte nuestra Política de Privacidad.

X

Muchas gracias por ponerte en contacto con ST Sociedad de Tasación

En breve una persona de ST Sociedad de Tasación se pondrá en contacto contigo.

Aceptar