Te
Llamamos
Suscríbete a
la Newsletter

SOCIEDAD DE TASACION
Publicado el

Según datos del Institut d'Estadística de Catalunya (Idescat) la persistencia de la actual crisis puede llegar a tener una influencia decisiva en el futuro de las comarcas del Pirineo catalán. Ya no se trata solamente de una influencia que afecte sólo al plano económico, sino que sus efectos van más allá de lo detectable a simple vista y a la evidencia de un impacto sobre la actividad económica. Se vislumbran ciertos cambios sociales que pueden alterar el equilibrio demográfico. El hecho parece ser tan grave como para generar un nuevo movimiento migratorio de los jóvenes en edad de trabajar hacia las ciudades y, por tanto, un proceso de despoblamiento del Pirineo.

Este proceso no se parece, de momento, al de otras oleadas migratorias producidas en la segunda mitad del siglo XX con fugas masivas de capital humano en edad laboral. El escenario de previsión más pesimista que plantea el Idescat coincide con la de muchos analistas económicos y, por tanto, no es nada despreciable. El instituto pronostica que si la crisis continúa con la actual tendencia, la población activa de las seis comarcas del Alt Pirineu pasaría de los 38.836 habitantes actuales a tener 37.765 en el año 2020. En números absolutos parece que hablamos de una pérdida de escaso número, poco más de mil personas. Pero en porcentaje nos acercamos al 3% en una zona muy rural y de población muy dispersa. Como parece evidente, no sería temerario afirmar que esta posible migración afectaría a los núcleos más pequeños con escasos recursos y ubicaciones complejas que conllevan escasa viabilidad tanto para la creación de empleo como para generar autoempleo.

Por el contrario, según las mismas previsiones, si la situación económica se mantuviera estable, la población trabajadora en el Pirineo podría llegar a alcanzar la cifra de 42.648 personas en el año 2020, es decir 3.812 personas más que el año 2010 con un incremento porcentual del 13%. Y en caso de plantearse una muy hipotética recuperación económica, la población en edad de trabajar podría situarse en menos de una década en las 47.669 personas, esto es 8.833 personas más, situándose en un crecimiento del 26%.

Todo ello, hace pensar que ante un escenario adverso como el actual, peligran los núcleos más pequeños con escasos recursos y mal comunicados. Aunque con una mínima mejoría de la economía, las perspectivas serían mucho más optimistas y se podría plantear una situación incluso de repoblación. Quedaría por ver si ese posible crecimiento demográfico sería capaz de repartirse de manera homogénea o siguiendo la estela de las poblaciones más importantes con el fin de sacar fruto a una mayor concentración de población con más viabilidad. El futuro de los pequeños núcleos sólo parece tener sentido si se basa en un turismo de calidad o unas explotaciones agropecuarias más basadas en volver a una producción sana y natural que en la gran producción.



Escrito por el equipo de ST Sociedad de Tasación
Deja tus datos y te llamamos
Nº de factura, encargo o referencia de tasacion.
Los campos señalados con "*" son obligatorios.

Los datos de carácter identificativo por Ud. Facilitados en esta página serán tratados bajo responsabilidad de Sociedad de Tasación S.A, (con domicilio social sito en Madrid, C/ Príncipe de Vergara nº 43, CP 28001) con la finalidad de tramitar su solicitud. Podrá ejercer, en todo momento, sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación de tratamiento y portabilidad, mediante escrito enviado al domicilio de Sociedad de Tasación S.A o mediante correo electrónico enviado a [email protected].es No será objeto de decisiones basadas en tratamientos exclusivamente automatizados de sus datos, pudiendo presentar una reclamación ante una Autoridad de control si estimase vulnerados sus derechos. Para más información, rogamos consulte nuestra Política de Privacidad.

X

Muchas gracias por ponerte en contacto con ST Sociedad de Tasación

En breve una persona de ST Sociedad de Tasación se pondrá en contacto contigo.

Aceptar