Te
Llamamos

SOCIEDAD DE TASACION
Publicado el 13-04-2012


El edificio de Banco Pastor en CoruñaA principios del siglo XX el desarrollo arquitectónico de las ciudades españolas estaba en pleno auge. Grandes obras públicas como la Gran Vía de Madrid o la Sagrada Familia de Barcelona se desarrollaron durante estos años en los que las ciudades comenzaban a plantearse tal y como las conocemos. No solo las grandes ciudades se embarcaron en este tipo de proyectos urbanos, otras ciudades más pequeñas también asumieron grandes obras de modernización. Así la ciudad de La Coruña vio nacer al que durante cuatro años sería el primer rascacielos de España: el edificio central del Banco Pastor.

Con cerca de 40 metros de altura y once plantas, el edificio ubicado en el Cantón Pequeño fue construido en un solar de más de 1.000 m2 por Antonio Tenreiro, Peregrín Estellés y Emilio Moya (pese a que solo firman los planos los dos primeros). Para su diseño los arquitectos se inspiraron en el movimiento arquitectónico de la Escuela de Chicago, en la estructura de los bancos ingleses, en el modernismo y en las artes decorativas. Además de las novedades en la elaboración de los planos, la nueva sede del Banco Pastor fue construida con las técnicas más modernas de la época. Sus arquitectos fueron pioneros en el uso de hormigón armado en su estructura portante y en la utilización de la piedra artificial en sus fachadas y elementos decorativos.

Ante un proyecto de esta magnitud la polémica saltó entre los distintos grupos sociales de la ciudad de La Coruña. Su desarrollo originó fuertes disputas al infringir las ordenanzas municipales existentes. Pese a ello, una vez finalizado en 1925, la controversia cesó dando paso a la admiración no sÓlo de los coruñeses sino de todos los visitantes de la ciudad.

Durante cuatro años la sede central del Banco Pastor fue considerado el primer rascacielos del país y un enclave único de la ciudad coruñesa. En 1929 perdió este título tras la construcción de la sede de Telefónica en la Gran Vía de Madrid que contaba con 81 metros de altura. A día de hoy, el edificio pertenece a la Fundación Pedro Barrié de la Maza, hasta hace poco máxima accionista del banco, que lo adquirió en 2009 por un precio aproximado de 50 millones de euros. Tres años después DE su venta, el Banco Popular ha lanzado una oferta para recuperar el edificio.



Escrito por el equipo de ST Sociedad de Tasación
Deja tus datos y te llamamos
X

Muchas gracias por ponerte en contacto con ST Sociedad de Tasación

En breve una persona de ST Sociedad de Tasación se pondrá en contacto contigo.

Aceptar

Sociedad de Tasación, S.A., en cumplimiento de lo dispuesto por el Reglamento (UE) 2016/679, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y demás normativa de aplicación, le informa del uso de cookies precisas para el correcto funcionamiento de esta página web y la correcta prestación de nuestros servicios, en función de sus preferencias. Rogamos indique si acepta las cookies empleadas antes de continuar navegando por esta página web.
Puedes consultar más información sobre cookies y cómo las usamos en nuestra Politica de Cookies. Aceptar