Contactanos en Whatsapp
Te Llamamos
Suscribete a la newsletter

SOCIEDAD DE TASACION
Publicado el

Con frecuencia oímos hablar de valores especulativos con el terreno, pero esto no es nada novedoso, ni propio solamente de nuestros contemporáneos. Como ejemplo basta remontarnos nada menos que al siglo XVII.

Don Francisco de Sandoval y Rojas, primer Duque de Lerma fue, sin duda, el hombre más poderoso del reinado de Felipe III. Se hizo inmensamente rico a costa de saber manejar el tráfico de influencias y la corrupción en grandes operaciones inmobiliarias, aunque también con la venta de cargos públicos. Parece que el hecho de que su abuelo fuera San Francisco de Borja, no fue ningún obstáculo para él.

Por su calidad de ministro, consiguió que en 1601 se trasladara la corte de Madrid a Valladolid, donde, en una operación inmobiliaria comenzada seis meses antes del traslado, había invertido en tierras y propiedades que le iban a reportar no pocas ganancias. Esto es exactamente lo que conocemos hoy como especulación inmobiliaria. Alguna de las propiedades, como la Huerta de Ribera, se las vendió años después al mismísimo rey, pocos meses antes del regreso de la corte a Madrid, lo que sucedió en 1606, también por influencia y consejo del Duque de Lerma. Este segundo traslado lo venía planificando ya desde 1603, según está documentado en ciertas maniobras y acuerdos con el alcalde de Madrid.

Con todos estos tejemanejes, acabaron por ser descubiertos algunos de sus más íntimos colaboradores, siendo alguno de ellos incluso ejecutado. Cuenta la leyenda que el duque logró evitar su desastre obteniendo el cardenalato en 1618: “Para no morir ahorcado, el mayor ladrón de España, se viste de colorado”, rezaba la coplilla popular que circuló por Madrid.

Esta maniobra, es sin embargo negada como tal ardid por varios historiadores, que atribuyen su retiro a que fue víctima de una conspiración, en la que intervino su también ambicioso hijo, junto a los personajes públicos que conseguirían el poder en los años siguientes, como el conde-duque de Olivares. El Duque de Lerma, por entonces Cardenal, murió en Valladolid, retirado de la vida pública, en 1625.


Escrito por el equipo de ST Sociedad de Tasación

Solicitar informacion sobre valor de inmuebles

 

Deja tus datos y te llamamos
Nº de factura, encargo o referencia de tasacion.
Los campos señalados con "*" son obligatorios.

Los datos de carácter identificativo por Ud. Facilitados en esta página serán tratados bajo responsabilidad de Sociedad de Tasación S.A, (con domicilio social sito en Madrid, C/ Príncipe de Vergara nº 43, CP 28001) con la finalidad de tramitar su solicitud. Podrá ejercer, en todo momento, sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación de tratamiento y portabilidad, mediante escrito enviado al domicilio de Sociedad de Tasación S.A o mediante correo electrónico enviado a [email protected] No será objeto de decisiones basadas en tratamientos exclusivamente automatizados de sus datos, pudiendo presentar una reclamación ante una Autoridad de control si estimase vulnerados sus derechos. Para más información, rogamos consulte nuestra Política de Privacidad.

X

Muchas gracias por ponerte en contacto con ST Sociedad de Tasación

En breve una persona de ST Sociedad de Tasación se pondrá en contacto contigo.

Aceptar