Te
Llamamos
Suscríbete a
la Newsletter

SOCIEDAD DE TASACION
Publicado el

¿Obra nueva o usada? ¿En el centro, o en las afueras? ¡Bienvenido a la Gran Duda! No desesperes, en este artículo queremos ayudarte a que obtengas la mejor información para afrontar con éxito la que probablemente sea la operación financiera y vital más importante de tu vida: comprar tu casa.

Guía práctica para comprar (o vender) tu casa en 10 pasos (3)

Cuando te enfrentas a esta gran decisión, es normal que surjan dudas sobre el tipo de vivienda que quieres: ¿nueva, usada, un piso, un chalet…? Al fin y al cabo, es una decisión que, además de comprometer tus finanzas durante mucho tiempo, va a condicionar tu estilo de vida en los próximos años. Veamos algunas de las ventajas e inconvenientes que tiene cada tipo de vivienda para que tomes, con la mejor información, la mejor decisión

Mi casa nueva: un gran estreno para vivir ‘de cine’

Estrenas casa; nadie ha vivido allí antes… y hay pocas sensaciones más satisfactorias que esa. Hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de decantarse por una casa de obra nueva.

El primero es ese: que es nueva, y no necesitará remodelación, arreglo o reforma en mucho tiempo; además, está construida con materiales mejores y más eficientes, lo que se traduce en una menor factura energética. Además de las ventajas tecnológicas, diseños y distribuciones más prácticas y modernas (espacios abiertos, menos pasillos) las casas nuevas, cuentan con mejores instalaciones: aparcamientos, piscina, parques infantiles o zonas deportivas, y en general son viviendas más grandes.

Por otro lado, aunque está en perfecto estado de revista… en ocasiones está lejos del centro. La ubicación es un factor muy importante, sobre todo para compradores urbanitas. Ten en cuenta, si la adquieres sobre plano, el tiempo de espera hasta la entrega de llaves, que puede alargarse durante años.

¿Y si mi nueva casa no es una casa nueva?

Pues… perfecto: en general, hay mayor oferta de vivienda usada, y ubicaciones más céntricas con una mejor y más consolidada oferta de servicios: centros de salud, tiendas, colegios, etc. Además, podrás entrar a vivir inmediatamente.

Al haber mayor oferta, hay mayor diversidad de precios, eso sí, hay que tener en cuenta que habitualmente si encuentras un precio menor es necesario tener que hacer reforma, bien para adaptar el espacio a nuestros gustos y/o necesidades, bien para hacer mejoras o actualizaciones (aislamiento térmico y acústico, sistema eléctrico, fontanería…) antes de mudarnos. Míralo así: lo que ahorras en el precio de compra, puedes invertirlo en hacer a tu medida la vivienda.

Seguramente, pagarás menos impuestos: no pagas IVA, pero sí el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales que, dependiendo de la comunidad, estará entre el 4 y el 11%, existiendo bonificaciones por compra de primera vivienda. Además si eres familia numerosa te beneficias también con un descuento en el impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP). En cuanto a otros costes, al tener menos instalaciones, suele tener menos gastos de comunidad.

Comprar casa de segunda mano supone, en general, ahorrar tiempo, ya que no hay que esperar el fin de obra. Quizá, la principal desventaja es su propia edad, y que puedan surgir problemas estructurales. Además, claro, de una menor eficiencia energética.

En resumen, ¿qué es mejor?

No podemos decir que un tipo de vivienda sea mejor que otro, y dependerá de nuestra situación, necesidades y capacidad económica.

Localización:

Muy importante porque determinará el estilo de vida que llevarás. Las viviendas nuevas suelen estar situadas en la periferia, con más tamaño y zonas comunes. Las de segunda mano, en zonas más céntricas o más consolidadas y con más servicios.

Precio:

En las viviendas de segunda mano podrás encontrar alguna oportunidad de una herencia o a través de alguna vivienda en oferta cuyos propietarios tengan necesidad de vender asumiendo un descuento y por tanto el coste/m2 medio puede ser en ocasiones más bajo, pero, con frecuencia, necesitarás un presupuesto adicional para reformas.

Superficie:

La vivienda nueva en general suele tener una distribución y diseño más racional y práctico.

Otros Gastos:

Las viviendas nuevas cuentan a su favor con la garantía de la obra nueva y la casi segura ausencia de daños estructurales por mucho tiempo. También, las casas nuevas son más eficientes: un ahorro considerable.

En resumen, debes tener claras tus necesidades… y tu capacidad de financiación. Es muy importante, en este sentido, que conozcas bien el valor real de la casa que quieres adquirir, ya que será la base sobre la que el banco te ofrecerá, o no, financiación. Lo mejor es que te asegures con una Tasación Inmobiliaria, como la que te ofrece ST Sociedad de Tasación, el decano de las empresas de tasación en España. Solicita aquí tu tasación, válida en cualquier banco de España para solicitar una hipoteca.


Escrito por el equipo de ST Sociedad de Tasación

Solicitar informacion sobre valor de inmuebles

 

Deja tus datos y te llamamos
Nº de factura, encargo o referencia de tasacion.
Los campos señalados con "*" son obligatorios.

Los datos de carácter identificativo por Ud. Facilitados en esta página serán tratados bajo responsabilidad de Sociedad de Tasación S.A, (con domicilio social sito en Madrid, C/ Príncipe de Vergara nº 43, CP 28001) con la finalidad de tramitar su solicitud. Podrá ejercer, en todo momento, sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación de tratamiento y portabilidad, mediante escrito enviado al domicilio de Sociedad de Tasación S.A o mediante correo electrónico enviado a [email protected] No será objeto de decisiones basadas en tratamientos exclusivamente automatizados de sus datos, pudiendo presentar una reclamación ante una Autoridad de control si estimase vulnerados sus derechos. Para más información, rogamos consulte nuestra Política de Privacidad.

X

Muchas gracias por ponerte en contacto con ST Sociedad de Tasación

En breve una persona de ST Sociedad de Tasación se pondrá en contacto contigo.

Aceptar