Te
Llamamos

SOCIEDAD DE TASACION
Publicado el 20-11-2018

urbanismo sostenible

 

Todo tiende a ti: el Real Estate, alrededor de las personas

En esta "Mesa Redonda y Debate: Tendencias en el Real Estate: Digitalización, Sostenibilidad y Bienestar" descubrimos, intervención tras intervención de personas muy relevantes en el sector, que después de años valorando diferentes objetivos, motivaciones y motores, el centro de todo es la persona. Cliente, usuario, trabajador o visitante, cualquier mejora en los ámbitos de la digitalización, la sostenibilidad y el bienestar (en cualquier campo, en realidad) o se centra en la persona, o no tendrá razón de ser. 

En este encuentro, organizado por WIRES (Women In Real Estate) en el marco del Barcelona Meeting Point y transmitido via streaming por uno de los patrocinadores, STTv, el canal de televisión de ST Sociedad de Tasación, los ponentes reflexionan con acierto y sencillez sobre el impacto de estos tres grandes conceptos en el Real Estate.

En un plano genérico, y a modo de introducción dejemos algunas ideas y datos sobre la mesa: en cuanto a la Digitalización: ya el 40% de las empresas ofrecen productos y servicios digitales a clientes, con una proyección de crecimiento de tendencia exponencial. En lo referente a la Sostenibilidad, se apunta a que el último informe de Naciones Unidas nos alerta de que los plazos se están agotando, y que si no se toman medidas urgentes y eficaces (que afortunadamente están tomándose) el colapso ambiental podría empezar en 12 años. Todo esto afecta, por supuesto al Bienestar, visto desde un punto de vista físico, social y mental

¿De qué hablamos cuando hablamos de sostenibilidad?

Si bien la sostenibilidad, académicamente, se define como la cualidad de sostenible, de garantizar el desarrollo que asegure las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de futuras generaciones, a nadie se le escapa que la sostenibilidad, de ser un concepto básicamente económico, ha pasado a ser, en el imaginario colectivo, un concepto medioambiental. Y como tal se ha colado en nuestras vidas y en la forma que tenemos de afrontar los negocios y nuestros estilos de vida.  

En el sector hotelero, por ejemplo, uno de los sectores, junto con el de centros comerciales más dinámicos e innovadores del Real Estate, aprovechando la renovación necesaria de un parque que hace unos años clamaba por una actualización, la sostenibilidad es un aspecto casi tan importante como el del puro diseño estético; y esto lo es por razones tanto sociales como económicas. Un edificio eficiente energéticamente, lógicamente es más rentable, el retorno de inversión (ROI) es mayor y, además, es evidente, aunque menos mensurable, menos objetivable, la gente, los clientes demandan esta cualidad en un hotel, tanto como la comodidad o el diseño. 

Por decirlo en palabras tan sencillas como demoledoras: no aspiramos a hacer edificios más sostenibles, sino edificios mejores. Y es a través de la mejora de la calidad que se incide en la sostenibilidad. Un edificio sostenible, es un mejor edificio. Consume menos, aprovecha más y es mejor para las personas que están dentro y, por lo tanto, más rentable.

Tenemos, como sector, como actores de esta sociedad, una responsabilidad con la sostenibilidad. Los clientes demandan edificios sostenibles, y ahí, la certificación pasa a ser decisiva. Es indudable que es bueno ser certificado por responsabilidad social… y porque es más rentable: se vende, se alquila mejor, etc.

En este sentido, la sostenibilidad en las empresas es “una fuerza para el bien”, ya que permite compatibilizar la rentabilidad económica y el beneficio social. Si bien en los ratios comparados con países desarrollados sector está ligeramente por debajo en sostenibilidad, la buena noticia (la botella a medio llenar) es el enorme margen de mejora que tenemos. 

La utilidad de los certificados es clara: para los inversores, son una garantía, o también herramienta de cómo llegar a ser sostenible. La certificación, al final, no es un fin en sí misma, sino una herramienta para lograr la sostenibilidad.

El Retorno del Bienestar

No es nada nuevo que los seres humanos busquemos el bienestar. Pero es cierto que el concepto de bienestar, de la felicidad, de la alegría, nunca hasta ahora había estado en el centro de la actuación de las empresas. Pero aunque sean magnitudes menos mensurables, como decíamos antes, y sea más fácil medir los asuntos energéticos que los de “bienestar”, no por ello son menos importantes. La elección de un espacio (de ocio, de trabajo) depende mucho del bienestar y la “felicidad”. Y hoy es posible medir la felicidad, existen herramientas (sensación de seguridad, nivel de ruido, relax, alegría…).

Y todos estos conceptos traen como resultado un Retorno de la Inversión, ROI, más saludable y sostenible. EL hecho de centrarse en la experiencia del cliente/usuario, y tratar de optimizarla ha traido mejores ratios de rentabilidad a las empresas,

La digitalización: una herramienta

Este lado del progreso, la digitalización, es el que más rápido avanza: es una revolución permanente que nos mantiene a todos al día, si somos capaces de seguir el ritmo, o nos envejece de repente, si nos pilla con el paso cambiado. Si hasta hace nada era la conectividad, hoy es un paso superado absolutamente: si no estás conectado, no estás. Así de sencillo. La conectividad hoy es un sobreentendido, un requisito previo.

El paso siguiente es La información, el archimencionado big data. Gracias a esta información, digamos más subjetiva, conocida como soft data, seremos capaces de cambiar el proceso que hoy ya no funciona. No podemos hacer edificios y tratar de vendérselos al personal…. Hemos de diseñar esos edificios pensando en las personas que lo van a usar/comprar: en sus gustos necesidades y aspiraciones.

Las personas aparecen en el centro de todo. Un promotor diseña, construye, promueve un edificio para una demanda que quizá, pasado el tiempo (4/7 años) que dura la producción, haya cambiado completamente. Por eso, es importante el manejo eficiente del bigdata y la innovación.

Un factor esencial de la innovación es su influencia en el cambio social, en cómo se comporta la gente con esa nueva forma de hacer las cosas, con esa nueva tecnología.

La comunicación ha pasado de ser unívoca a ser bidireccional. No comunicamos: hablamos, bidireccionalmente. Con autenticidad.

Si bien la motivación principal, el motor del cambio, sigue siendo la cuenta de resultados, para lograr una cuenta que nos alegre el alma, son vitales estas 3 cosas: digitalización, sostenibilidad y bienestar, como herramientas para lograr el Gran Objetivo de la Rentabilidad.

 



Escrito por el equipo de ST Sociedad de Tasación
Deja tus datos y te llamamos
X

Muchas gracias por ponerte en contacto con ST Sociedad de Tasación

En breve una persona de ST Sociedad de Tasación se pondrá en contacto contigo.

Aceptar

Sociedad de Tasación, S.A., en cumplimiento de lo dispuesto por el Reglamento (UE) 2016/679, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y demás normativa de aplicación, le informa del uso de cookies precisas para el correcto funcionamiento de esta página web y la correcta prestación de nuestros servicios, en función de sus preferencias. Rogamos indique si acepta las cookies empleadas antes de continuar navegando por esta página web.
Puedes consultar más información sobre cookies y cómo las usamos en nuestra Politica de Cookies. Aceptar